Blog

El solomillo es uno de los cortes más apreciados por pequeños y mayores. Su gran calidad, jugosidad y su ausencia de tejido intramuscular hacen de este corte, el favorito de los amantes de la carne. Procedente de la parte limbar, el solomillo es una fuente esencial de proteínas y aminoácidos con un bajo contenido en grasas y un aporte importante de calcio, hirro y vitaminas del grupo B.

Debido a su composición y textura se puede preparar de diversas maneras ya sea al horno, con salsa o vuelta y vuelta a la sartén, según el gusto de cada uno.

Comprar la pieza entera de solomillo de ternera y cortarla en casa es una buena forma para aprender a prepararlo y cocinarlo. Primero, debemos comenzar por afilar bien los cuchillos que vamos a utilizar y quitar la grasa exterior del corte. Una vez que hemos quitado la grasa exterior, procederemos a quitar la piel de plata, metiendo el cuchillo suavemente entre la piel y la carne.

Chateaubriand, turnedós o filet-mignon

Después, se debe cortar la carne en tres partes, denominadas cabeza (la parte más gruesa), centro y punta (la parte delgada). Así obtendremos de la cabeza los denominados chateaubriand, del centro los turnedós y de la punta los famosos filet-mignon. Para cortar los filetes en el filet mignon, córtalos en piezas de 5 a 7,5 cm de grosor.

Si queréis probar lamejor carne de ternera de la Sierra de Guadarrama, no dudéis en visitar nuestra web, escribir un correo ainfo@carniceriademadrid.es, llamar a los teléfonos 91.855.91.81y 665.751.702 o conocer nuestra carnicería en la Calle del Charcón Nº2, en la localidad madrileña de El Boalo.

Deja un comentario

Tu dirección de email NO será publicada.

Mensaje

Nombre*

Email*

Web*