Blog

El morcillo de ternera es una pieza muy tierna situada en la parte baja de la pierna que cuenta con nervios en los extremos y algo de grasa. Con alto contenido en gelatina, es una carne perfecta para preparar estofados y cocidos.

Esta pieza tan sabrosa también se llama jarrete o zancarrón y si se corta transversalmente con el hueso recibe el nombre de ossobuco.

Generalmente, el morcillo se emplea para hacer guisos contundentes, como un buen cocido madrileño, cuando llegan los días de bajas temperaturas. Al ser una carne melosa, tierna y gelatinosa le da a las recetas un sabor único y especial a cualquier plato que se prepare con esta pieza.

Morcillo guisado con vino tinto, estofado con laurel y pimentón o acompañado de hortalizas y champiñones o simplemente asado con verduras es un corte que hará las delicias de todos los comensales.

Morcillo de ternera al vino tinto

Si queréis probar la mejor carne de ternera de la Sierra de Guadarrama, no dudéis en visitar nuestra web, escribir un correo a info@carniceriademadrid.es, llamar a los teléfonos 91.855.91.81y 665.751.702 o conocer nuestra carnicería en la Calle del Charcón Nº2, en la localidad madrileña de El Boalo.

Deja un comentario

Tu dirección de email NO será publicada.

Mensaje

Nombre*

Email*

Web*