Blog

Cada tipo de corte de carne de res tiene unas características únicas y una forma de cocción que los hacen apropiados para diferentes platos. Hay partes de la carne de vacuno que tienen más fama, como el solomillo, pero no podemos olvidarnos de otras bastantes jugosas como el lomo alto. Es importante conocer qué plato es el adecuado para cada tipo de corte para aprovechar el sabor de la carne al máximo.

Espaldilla. Es un corte de carne grueso, jugoso y graso de la parte del hombro de la vaca perfecto para cocinar estofados o guisos.

Solomillo. Es la carne por excelencia. De esta parte se obtienen el filet mignon, el tournedó y el chateubriand, ideales para prepararlos a la parrilla o a la brasa.

Lomo alto. Este tipo de corte se caracteriza por ser una carne jugosa y limpia, de la que se obtienen el entrecot o las costillas.

Aguja. Es la parte que se encuentra al principio de la espalda del animal, muy utilizada para hacer guisos.

Babilla.Situada en la parte anterior del muslo y de forma redondeada, la babilla es idónea para hacer filetes o como ingrediente principal de fondues, cortada en pequeños tacos.

Morcillo.Esta pieza forma parte del gemelo de las patas de la res. Se trata de una carne muy jugosa, perfecta para elaborar guisos y estofados por su textura gelatinosa y con poca grasa. Si su corte es transversal se convierte en ossobucco.

Si quieres probar los diferentes tipos de corte de carne de ternera de la Sierra de Guadarrama, no dudes en visitar nuestra web, escribir un correo a info@carniceriademadrid.es, llamar a los teléfonos 91.855.91.81y 665.751.702 o conocer nuestra carnicería en la Calle del Charcón Nº2, en la localidad madrileña de El Boalo.

Deja un comentario

Tu dirección de email NO será publicada.

Mensaje

Nombre*

Email*

Web*