Blog Gastronómico de Recetas con Carne

El secreto de una perfecta parrillada radica en la forma de cocinar los diferentes tipos de carne que hemos elegido. Si dominamos la preparación y cocinado de la carne, podemos estar seguros de que nuestra barbacoa será un éxito.

Brasas perfectas. No hay que colocar la parrilla muy cerca de las brasas, las cuales deberán estar blanquecinas o grisáceas. Así evitaremos que la carne se queme por fuera y quede cruda por dentro.

Prohibido pinchar la carne. Si pinchamos la carne para saber si está en su punto o no, haremos que pierda jugo. Un truco es apoyar el tenedor sobre la pieza de carne; si está blanda significa que no está cocinada todavía y si sentimos que está firme es que ya está lista para comer.

Dejar reposar la carne. Debemos dejar reposar la carne unos 5 minutos después de cocinarla para que los jugos se distribuyan. Si la cortamos recién cocinada los jugos se saldrán y no quedará suave.

La sal al final. La sal provoca que salgan los jugos de la carne y se quede seca en su interior por los que es recomendable sazonar la carne una vez que esté cocinada.

Disfrutar del sabor sin aderezos. La carne de res de buena calidad no necesita más aderezos que la sal. Siempre podemos darle un sabor extra con aceites de sabores, por ejemplo, usando aceite de oliva con tomillo.

En la Carnicería de Madrid Raúl de Lema os proponemos el Lote Especial Barbacoa con toda la carne necesaria para triunfar en la barbacoa. No dudéis en visitar nuestra web, escribir un correo a info@carniceriademadrid.es, llamar a los teléfonos 91.855.91.81y 665.751.702 o conocer nuestra carnicería en la Calle del Charcón Nº2, en la localidad madrileña de El Boalo.

Deja un comentario

Tu dirección de email NO será publicada.

Mensaje

Nombre*

Email*

Web*