Blog Gastronómico de Recetas con Carne

4 formas de hacer SOLOMILLO DE TERNERA estas Fiestas

Si hay un corte de carne que es especialmente delicado, ese es el solomillo de ternera. Por eso hoy queremos mostrarte diferentes formas de hacer solomillo de ternera para que aciertes de pleno estas Fiestas preparando esta sabrosa pieza de carne. ¡Adiós a los disgustos de última hora!

 

La carne de ternera uno de los ingredientes mejor valorados en las celebraciones especiales, pues no solo por la gran variedad de cortes, sino que con ellas también puedes elaborar una gran variedad de recetas  sofisticadas. Y de todos los cortes posibles, la pieza más codiciada es, sin duda, el solomillo de ternera de la Sierra de Guadarrama. Se trata de la pieza estrella de la ternera, ya que se sitúa en un punto estratégico del cuerpo animal, siendo la única pieza que no tiene ningún movimiento cuando el animal camina, por eso no tiene nada de nervio ni grasas.

 

Y precisamente porque se trata de una pieza tan tierna y delicada es fácil pasarse del punto de cocción del solomillo de ternera a continuación te vamos a compartir 4 formas de hacer solomillo de ternera para encuentres la que más se adapta a tu cocina y tus gustos personales, pero siempre buscando un resultado perfecto que te haga quedar como un auténtico chef estas Navidades: 

 

Solomillo de ternera al horno

 

El solomillo de ternera asado al horno es probablemente una de las recetas más fáciles, ya que  tiene la gran ventaja de que puedes sacar la carne del horno para averiguar su punto de cocción. Como ya te comentamos en nuestro artículo sobre asados de ternera el mejor truco para conseguir el punto de cocción perfecto es insertar un termómetro en la carne durnate el horneado: La temperatura de una carne al punto está entre 55-60 ºC, mientras que por debajo de 46 ºC se consideraría cruda o muy poca hecha y muy hecha o pasado a partir de los 71 ºC. Para esta receta vamos a requerir el solomillo de ternera en una pieza. 

 

Cómo hacer solomillo de ternera al horno: Precalienta el horno a 180 ºC. Mientras, salpimienta la carne y séllala en una sartén con unas gotas de aceite de oliva virgen extra a fuego muy vivo, dora cada una de las superficie de la carne y reserva. A continuación, añade la carne a una fuente, incorpora medio vaso de agua e introduce en el horno durante 30-40 minutos según el punto de la carne que quieras conseguir, siendo 30 poco hecho y 40 bastante hecho. Si quieres darle un toque especialmente navideño haz como nuestra colaboradora María Díaz y acompaña de una salsa de mazapán. ¡Espectacular!

 

Solomillo de ternera en hojaldre

 

El solomillo de ternera envuelto en hojaldre (también conocido como Solomillo Wellington) es una de las elaboraciones más sofisticadas y mejor valorados por los amantes de la alta gastronomía. Dado que se cocina dentro de un hojaldre tiene dos puntos que debes cuidar mucho: Por un lado, la carne de ternera debe estar bien sellada para que los líquidos no traspasen al hojaldre y, por otro lado, debes vigilar muy bien los tiempos para que no se pase y quede seco el solomillo. Para esta receta vamos a requerir el solomillo de ternera en una pieza.

 

Cómo hacer solomillo de ternera en hojaldre: 

Parte el solomillo de ternera en cuatro partes iguales, pon una sartén a fuego fuerte con muy poco aceite y cuando esté caliente dora la carne por todos los lados para sellarla. A continuación, extiende la lámina de hojaldre y pártela en cuatro trozos iguales. Unta cada lámina de hojaldre con una cucharada de chutney, mermelada, paté, etc y coloca encima el solomillo sellado previamente. Pinta con huevo batido los bordes del hojaldre con la ayuda de un pinsel y dobla las puntas del hojaldre sobre el solomillo como si de un paquetito se tratara (puedes ver cómo lo hace nuestra colaboradora Miriam Aguiló en este video). Una vez bien cerrado, unta también por fuera también con el huevo batido y espolvorea semillas por encima, coloca en una bandeja de horno e introduce en el horno con calor función ventilador o con calor arriba y abajo, precalentado previamente a 200 ºC entre 10 y 15 minutos, según el grosor del solomillo de ternera. Saca del horno y emplata acompañando de lo que más te guste: lombarda, gratin de batata, ensalada…

 

Solomillo de ternera a baja temperatura

 

La ventaja de cocinar el solomillo de ternera a baja temperatura es conseguir que la carne conserve todos sus jugos y quede aún más tierna y sabrosa. Además, para esta receta no es indispensable tener un sous-vide en casa, ni siquiera una envasadora al vacío. Pídenos tu solomillo de ternera IGP Sierra de Guadarrama fileteado y te lo enviaremos envasado al vacío, directo para usar.

 

Cómo hacer solomillo de ternera a baja temperatura: Llena una fuente para horno de agua hasta la mitad y colócala sobre la bandeja del horno. Precalienta el horno a 65 ºC y espera a que tanto el horno como el agua hayan alcanzado la temperatura adecuada (déjalo que precaliente 10 minutos más de lo que lo dejas normalmente para asegurarte que el agua ha alcanzado la temperatura deseada. Si tienes un termómetro de cocina, mejor aún), añade los solomillos de ternera envasados al vacío tal cual te los hemos entregado y deja que se cocinen durante 15-20 minutos. Cuando se haya conplido el tiempo, saca los solomillos de ternera del agua y déjalos reposar unos minutos más en el envase antes de pasarlos por la sartén. Pon una sartén antiadherente a fuego muy alto (máxima temperatura) y espera a que esté muy caliente. Después, abre el envase y saca los solomillos de ternera de la Sierra de Madrid y pásalos brevemente por la sartén para que se selle por ambos lados (máximo 30 segundos por cada cara). Espolvorea una pizca de sal en escamas por encima del solomillo y emplata.

 

Solomillo de ternera a la plancha

 

El solomillo de ternera a la plancha es, sin duda, la elaboración más básica, pero no por ello, menos exquisita. No obstante, también tiene sus trucos. Para esta elaboración pídenos el solomillo de la Sierra de Guadarrama en medallones. 

 

Cómo hacer solomillo de ternera a la plancha: Comienza sacando el solomillo de la nevera y déjalo a temperatura ambiente al menos media hora antes de prepararlo para que quede lo más jugoso posible. A continuación calienta una sartén antiadherente con apenas unas gotas de aceite o mantequilla (lo ideal bañar el solomillo con un pincel de cocina en lugar de la sartén) a máxima temperatura (hasta que comience a humear). Incorpora la pieza cocinándola entre uno y 3 minutos por cada lado (dependiendo del grosor del corte y de cuánto quieres que esté hecho). Después, sácala del fuego y déjala reposar unos minutos antes de servir. Si quieres hacerlo más sofisticado, puedes marinarlo previamente en salsa de soja y vinagre de arroz como nuestro colaborador Sebastian Simon y servirlo a modo de tataki de ternera. ¡Exquisito!

 

Ahora que ya sabes la cocción que vas a emplear para tu solomillo de ternera, solo te queda elegir con qué salsa acompañarlo: solomillo de ternera al vino tinto, a la pimienta, salsa de Cabrales, con setas, salsa de mostaza… 

1 Comentario

  1. […] 1. Solomillo de ternera al horno […]

Deja un comentario

Tu dirección de email NO será publicada.

Mensaje

Nombre*

Email*

Web*